Edgar Pape


Desde su oficina, en internet, Usted puede con facilidad crear una sociedad o empresa offshore con sede en alg√ļn para√≠so fiscal por unos pocos d√≥lares. Con ello, protege sus activos, transfiere dinero y divisas, gira confidencialmente de una cuenta a otra, utiliza la red swift, elude impuestos, manipula precios de transferencia, acumula capitales e integra sus operaciones extraterritoriales y, si quiere, tambi√©n paga comisiones, distribuye beneficios y hasta financia organizaciones y partidos pol√≠ticos de su pa√≠s o de cualquier otra parte del mundo.

¬ŅEs esto posible en Guatemala? Por supuesto, estamos perfectamente conectados al mercado global y nuestro sistema financiero es libre, t√©cnica, legal, micro y macroecon√≥micamente estable, no tanto por estar eficientemente administrado, sino por reunir las condiciones y facilidades que caracterizan a los pa√≠ses que no cumplen con los est√°ndares internacionales de transparencia e intercambio de informaci√≥n fiscal y financiera, tal como lo han manifestado autoridades francesas y de la Organizaci√≥n para la Cooperaci√≥n Econ√≥mica y el Desarrollo, OCDE.

En efecto, en Guatemala se ofrecen servicios financieros a precios competitivos apropiados: secreto bancario protegido, ausencia de control de cambios, derecho a suscribir cualquier contrato o transacci√≥n y a constituir cualquier forma de sociedad, incluso ficticia, con el anonimato garantizado de prestanombres, con acciones al portador y leyes impositivas simb√≥licas, poco coercitivas, con una gesti√≥n jur√≠dica y contable predispuesta a torear al fisco, prevalencia de principio ‚Äúreclamo y nunca pago‚ÄĚ, tecnolog√≠as en tiempo real hacia los mercados mundiales, correspondencia garantizada con todas las redes bancarias, log√≠stica adecuada, participaci√≥n de bancos y empresarios en la Junta Monetaria, publicidad en medios de comunicaci√≥n, inexistente o poca sanci√≥n por la criminalidad econ√≥mica y casi nula cooperaci√≥n internacional, en el tema de transparencia y acceso a la informaci√≥n fiscal y financiera.

El reporte de la OCDE de septiembre del 2009, ya colocaba a Guatemala en la ‚Äúlista gris‚ÄĚ de los para√≠sos fiscales dado el indicador de escasa transparencia en el intercambio de informaci√≥n financiera. M√°s recientemente, ya aparecemos en la escala francesa de ‚Äúpara√≠sos fiscales‚ÄĚ, lo que puede afectar la radicaci√≥n de inversiones por las eventuales sanciones que ello implica para los inversionistas extranjeros, sobretodo porque el grupo del G20 dar√° un estricto seguimiento, incluyendo sanciones, contra los para√≠sos fiscales, que podr√≠a comenzar en marzo del 2010.

En un entorno de competitividad, la lista constituye una alerta roja que no puede pasar desapercibida. Un primer llamado a la conciencia nacional por la promoción de la transparencia financiera la hizo el Vicepresidente Espada, luego de que el Global Financial Integrity, le informara en Washington, sobre el millonario monto de capitales que sale del país, las formas perversas de sobrefacturación y subfacturación, empleadas en el comercio exterior para evadir impuestos.

Sin embargo, llama la atenci√≥n que los medios de comunicaci√≥n y los generadores de opini√≥n no hayan hecho eco de este problema y tomen marginalmente las declaraciones de alerta del Vicepresidente Espada sobre el dinero ‚Äúexpatriado‚ÄĚ de Guatemala. ¬ŅPor qu√© no hace noticia que billones de d√≥lares salgan del pa√≠s por la libre, violentando las normas y la moral de los guatemaltecos? Contrariamente, como un boomerang, los medios le responden al Vicepresidente con divulgaciones sobre supuestos malos manejos presupuestarios en programas a cargo de empleados menores.

En medio de cortinas de humo, es perceptible la vocaci√≥n por esconder en el anonimato acciones fraudulentas que merecen el se√Īalamiento de la sociedad, y se cultivan silenciosas las operaciones financieras fuera de balance, las cuentas y el secreto bancario, como instrumentos de negocios gigantescos que quedan en la impunidad.

Otro obstáculo del país para salir de la opacidad financiera, radica en que los mismos grupos económicos, se resisten a admitir que el mercado libre global le ha puesto un epitafio a los privilegios acumulados en el secretismo y que es hora de sepultar los cabildeos por mantener prebendas e incentivos en reformas de leyes a la desregulación financiera, a la Ley de Zonas Francas, Ley de Bancos y Grupos financieros, Maquila, Exoneraciones a negocios de Publicidad, Cooperativas, etc.

Al contenido de estas reformas orientadas a aumentar el sacrificio tributario, se a√ļna la secular resistencia a reformas fiscales, renovada en el rechazo a la iniciativa de reforma al Impuesto sobre la Renta del actual gobierno que trata de incorporar gradualmente los Precios de Transferencia para evitar las deslealtades de los negocios internacionales ante el fisco guatemalteco, contribuyendo con ello a consolidar la opacidad financiera del pa√≠s y la falta de respeto a las normas de competencia internacional.

De todos es conocido que para√≠so fiscal significa contar con una playa de libre aterrizaje, donde se dispone tener una carga fiscal baja, con negocios y operaciones que al amparo del secreto bancario y tributario, burlan a las autoridades nacionales e internacionales. Para√≠so fiscal significa solazarse con un cuadro normativo que impide el intercambio de la informaci√≥n y que reproduce la ineficacia de jueces imp√ļdicos en casos notorios de impunidad fiscal y econ√≥mica.

En este paisaje, los tratados de cooperación en materia de justicia tributaria y financiera solo refieren a una letra muerta, en una cobertura legal volcada al empleo de variadas fórmulas para eludir el pago de impuestos tanto de personas físicas como jurídicas, como los cambios de residencia, las sociedades de cartón, holdings, testaferros, sociedades vinculadas y fiduciarias, etc.

Medidas encaminadas para salir de la lista:

Lo menos que podemos hacer para no quedar aislados del mundo, es lo siguiente:

1. Levantar el secreto bancario y sancionar a entidades que se reh√ļsen al mismo

2. Adherirse a convenios internaciones sobre transparencia de información fiscal y financiera, y particularmente, con Estados Unidos y Francia.

3. Fortalecer el libre intercambio de información entre la Superintendencia de Bancos y la SAT, incorporándole a la iniciativa de reforma a la Ley de Bancos y Grupos Financieros

4. Incorporar los precios de transferencia en el Impuesto Sobre la Renta

5. Que el acuerdo de libre asociaci√≥n con la UE tenga como condici√≥n que los pa√≠ses de Centroam√©rica, salgan de la ‚Äú lista gris‚ÄĚ de la OCDE

6. Que las offshore sean sometidas al pago de impuestos

7. Reformar el Código de Comercio, y en particular eliminar las acciones al portador

8. Evitar la introducción de nuevos privilegios a zonas francas y maquilas

9. Una armonización de los tipos impositivos y de las bases imponibles sobre el capital