Las salas de urgencia de los principales hospitales de la capital est√°n colmadas por las v√≠ctimas de armas blancas y de fuego, lo que afecta la atenci√≥n del resto de pacientes y supone altos costos al Ministerio de Salud. De acuerdo con registros del Hospital General San Juan de Dios, de enero de este a√Īo a la tercera semana de abril, 1299 personas han sido atendidas en las emergencias de ese nosocomio por hechos de violencia. Respecto del Hospital Roosevelt, el total de pacientes atendidos en el √°rea de emergencia hasta la √ļltima semana de abril ascendi√≥ a 2451, de los cuales destaca que 573 de estos eran heridos por arma de fuego, mientras que 135 lo eran por arma blanca. H√©ctor Barrios, director del Hospital Roosevelt, admiti√≥ que el 60% de los pacientes atendidos en las salas de urgencia por violencia causa algunos inconvenientes. Luis Lara, del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala, se√Īal√≥ que este problema se ha denunciado desde hace tiempo y detall√≥ los obst√°culos que ello genera. Carlos Mej√≠a, presidente del Colegio de M√©dicos y Cirujanos, explic√≥ que las v√≠ctimas de violencia resultan especialmente costosas, porque muchas veces se tienen que ingresar y la hospitalizaci√≥n supone el 75% de los costos de los nosocomios p√ļblicos. (A. Maso/C. Bonillo. EP: 3)