Aunque algunos piensen que el texto constitucional es confuso sobre el tema de la reelecci√≥n y las prohibiciones para optar al cargo de Presidente de la Rep√ļblica, la verdad es que en poco resulta tan precisa y clara nuestra Carta Magna como en ese tema y no hay lugar a dudas. Y dentro de esa claridad hay que reconocer que tambi√©n es muy preciso el art√≠culo constitucional que proh√≠be la reforma de los otros que regulan el principio de no reelecci√≥n y de las prohibiciones para optar al cargo. Pero los constituyentes no incluyeron entre los art√≠culos no reformables el mismo 281 que asigna car√°cter p√©treo a los art√≠culos 186 y 187 que son los pertinentes para la materia de la que hablamos. Eso significa que s√≠ puede haber una reforma constitucional para abrir el paso a la reelecci√≥n y a√ļn para permitir que los golpistas puedan optar al cargo, adem√°s de los parientes de quien ejerce la Presidencia. Primero tendr√≠a que promoverse una reforma al art√≠culo 281. Hoy por hoy, promover √ļnicamente la reforma del art√≠culo 187 es imposible porque atenta contra los preceptos de la misma Constituci√≥n Pol√≠tica de la Rep√ļblica de Guatemala y sobre eso no hay vuelta de hoja. (La Hora del 11/12/2010)